En este momento estás viendo Registrar canciones y música publicitaria: requisitos y pasos
¿Necesitas saber cómo registrar canciones? Entérate de los requisitos y pasos a seguir para que tu contenido de audio sea único.

Registrar canciones y música publicitaria: requisitos y pasos

¿Necesitas ayuda para saber cómo registrar canciones y otros contenidos de audio? Quienes hacen podcasts o se dedican al marketing de audio deben saber cómo proteger sus creaciones. En esta entrada te explicamos cómo funciona el copyright de las canciones para poder difundirlas en las estaciones de radio.

Hoy en día, muchas empresas y particulares se valen del marketing de audio en sus campañas publicitarias. Así aprovechan el potencial que tiene la música para llegar a un mayor número de personas. En consecuencia, la demanda de producción y distribución de contenidos de audio (música publicitaria, podcasts, etc.) no para de crecer.

Estas producciones de audio deben pasar por un proceso de registro legal para designar quién es su propietario intelectual. Lo mismo debe hacerse con cualquier otro tipo de obra o contenido, como un libro, una película o programa informático. Es esto lo que conocemos como copyright o derechos de autor.

Básicamente, el registro de copyright abarca dos tipos de derechos: los patrimoniales y los morales. Los primeros le permiten al creador ganar dinero cada vez que su obra sea usada por terceros. Así, el titular de estos derechos puede autorizar o prohibir la reproducción, interpretación, difusión, traducción y adaptación de su obra.

Por su parte, los derechos morales protegen los intereses no patrimoniales del autor. Esto incluye el derecho a ser reconocido universalmente como el creador de la obra. Además, el autor podrá oponerse a cualquier modificación de su creación que pudiera perjudicar su reputación.

Sin duda, saber cómo funciona el copyright en la música es esencial para cualquier creador de contenidos de audio. Así pues, registrar canciones no es algo que puedas postergar ni descuidar. De hecho, es obligatorio registrarlas antes de hacer publicidad en la radio con estar o explotarlas comercialmente de cualquier otro modo. Por lo tanto, veamos cuáles son los pasos y requisitos que debes seguir para proceder con su registro.

¿Cómo registrar canciones? Pasos y requisitos

Cuando creas una canción, automáticamente pasas a poseer los derechos de autor sobre la misma. Pero, si no la registras, no podrás demostrar ante terceros que eres su autor ni subirla a plataformas de difusión. Así pues, ¿cuáles son los pasos y requisitos para inscribir una pieza musical?

Pasos para registrar canciones

El primer paso es identificar al organismo público encargado del registro de propiedad y derechos de autor de tu país. Por ejemplo, si resides en Colombia debes ir ante la Dirección Nacional de Derechos de Autor (DNDA). En México, el ente encargado es el Instituto Nacional del Derecho de Autor (INDAUTOR). Por su parte, en España el Registro de la Propiedad Intelectual es un departamento adscrito al Ministerio de Cultura y Deporte.

Después, el segundo paso es seleccionar el método de registro aprobado en tu país, ya sea vía internet, por correo electrónico o presencialmente. A continuación, tendrás que elegir entre los formularios disponibles para inscribir una obra musical. Esto dependerá del tipo de obra que hayas creado:

  • Si solo has escrito la letra, registrarás solo el texto.
  • Si has compuesto solo la melodía, registrarás la música.
  • Para registrar canciones, debes ser el creador de la letra, así como de la melodía.

Además, ten en cuenta que puedes hacer el registro de una obra única o de un conjunto de obras (álbum). También debes especificar si se trata de una obra inédita o de obras ya publicadas. Recuerda que todo dependerá del tipo de registro que hagas y los datos solicitados por el organismo encargado.

Requisitos para registrar canciones

Aunque los requisitos para hacer el registro de una obra musical varían de un país a otro, estos suelen incluir:

  • Copia del documento de identidad del autor o autores, vigente y legible.
  • Formulario de solicitud de registro de obra musical debidamente rellenado.
  • Comprobante de pago de impuestos para el registro.
  • Ejemplar de la obra identificado con los datos del autor y el título de la obra.
  • Presentar la obra en formato impreso o digital, según corresponda.

Registro de canciones ante sociedades de autores

Además de registrar legalmente tus canciones, es necesario que te inscribas en una sociedad de autores y compositores. Puesto que estas entidades hacen un trabajo de gestión que ningún autor podría realizar por sí mismo. ¿Cuál? Llevar el control del uso que le dan otras personas a tus obras y cobrar el dinero que te corresponde.

Por lo tanto, registrar canciones ante una sociedad de autores y compositores es esencial si quieres explotarlas comercialmente. Estas entidades se encargan de recaudar regalías a las televisoras y radios. También cobran a los artistas que interpretan tu música en directo.

¿Cómo funcionan las sociedades de autores y compositores? Trabajan como asociaciones en las que los artistas se registran como miembros. Ellos las autorizan para que soliciten los pagos por explotación de sus obras. A cambio, la sociedad de autores se queda con un porcentaje de las ganancias.

Plataformas online para difundir tus canciones

Anteriormente, la única forma de distribuir las canciones de un álbum era en formato físico, vendiendo copias y dando conciertos. Hoy en día, los avances tecnológicos han abierto un amplio abanico de opciones para vender música en formato digital.

Por ejemplo, aplicaciones como Spotify, Apple Music, TikTok e Instagram permiten subir canciones y llegar a muchísimas personas rápidamente. Otras plataformas, como iTunes o Amazon MP3, facilitan mucho las cosas para vender tus canciones. Para ello, muchas veces es necesario contar con el apoyo y respaldo de un distribuidor o agregador musical.

En resumen, debes conocer un poco sobre el copyright en la música si te gusta el mundo del audio. Así sabrás cómo registrar canciones para garantizar los derechos como autor sobre tus creaciones. Y, además, contarás con todo el marco legal necesario para difundir tu música y explotarla comercialmente.